employee-leasing

¿Qué es el Employee Leasing?

Employee Leasing

El método de Employee Leasing es otra de las nuevas formas de contratación de personal que han surgido en los nuevos años, junto con el co-empleo que vimos anteriormente.

En este post vamos a definir en qué consiste el employee leasing, cuáles son las diferencias de visión entre estos dos tipos de contratación y por qué el employee leasing puede ser una buena manera de empezar su instalación en un nuevo país en los procesos de internacionalización.

Origen y definición

El término “Employee Leasing” surge en Estados Unidos en los años 60 de la mano de tres empresarios, pero fue popularizado por Marvin R. Selter años después.

Este método de empleo empezó a utilizarse debido a que, durante estos años, aquellas empresas con este tipo de trabajadores estarían exentas del pago de ciertos impuestos según la Ley de Seguridad de Ingresos de Jubilación para Empleados de 1974 (ERISA), la cual aumentaba los beneficios para las empresas con un mínimo de aportación a los planes de pensiones de sus empleados. Esta reforma fue modificada en 1986: si el trabajador temporal supone el 20% de la fuerza laboral de la empresa, debe ser contratado como empleado.

Podemos definir, por tanto, el “Employee Leasing” como el acuerdo de trabajo que se establece entre dos empresas, en el que una de ellas transfiere alguno de sus trabajadores a la otra. Estos trabajadores entrarían a formar parte de la nueva empresa por un periodo de tiempo establecido al inicio del contrato, o para la realización de un servicio con duración indeterminada.

Funcionamiento del Employee Leasing

Cada una de las partes tendrá definida de forma clara al inicio de la contratación cuáles son sus obligaciones y deberes en la relación establecida entre las dos empresas, evitando posibles malentendidos o mala gestión de los problemas y necesidades de cualquiera de ellos.

Primero, la empresa que reciba al trabajador deberá aportar información sobre las tareas a realizar y el perfil personal y profesional deseado para que la empresa especializada en employee leasing busque al candidato adecuado entre aquellos que estén disponibles. Se encargará, por tanto, del pago de la nómina del trabajador, que transferirá a la empresa suministradora y a la que deberá pagar, además, determinada cantidad por la prestación de servicios.

Por otro lado, la empresa que aporta al trabajador se encargará de todas aquellas gestiones necesarias para la realización del trabajo (tareas administrativas, legales, laborales y tramitación de documentación necesaria), de modo que la empresa cliente no tenga que ocuparse de ningún trámite relativo a este trabajador. A pesar de que el trabajador emplee su tiempo en la empresa del cliente, la empresa suministradora es la que realizará el pago de la nómina ya que, como hemos dicho, el trabajador estará en plantilla de esta empresa.

Por su parte, el trabajador prestará sus servicios y trabajará diariamente con la empresa cliente, pero permanecerá en todo momento en la plantilla y en nómina de la empresa suministradora del empleado,  teniendo que contactar con esta en caso de que surja cualquier problema o necesidad relacionados con su puesto de trabajo.

Además del término employee leasing, a menudo es utilizado como sinónimo el término agencia de trabajo temporal (ETT)  o compañías de personal, aunque hay una pequeña diferencia entre contratar una o varias personas vía una empresa ETT y hacerlo como un employee leasing:

  • En el caso de las empresas ETT, las personas contratadas vienen por una misión preestablecida (el trabajo temporal) y, una vez acabado este trabajo en la empresa cliente, su misión se acaba y puede ir a trabajar para otra misión en cualquier empresa cliente de la ETT.
  • Bajo la fórmula del employee leasing, el trabajador esta contratado por parte de la empresa suministradora para simplificar a la empresa cliente los procedimientos administrativos vinculados a la gestión de los recursos humanos. No tiene ninguna razón particular para ser temporal y, en caso de que le interese a la empresa cliente puede ser reincorporado en la nómina de esta cuando lo decida.

La diferente percepción del employee leasing y el co-empleo

Anteriormente hablamos sobre el co-empleo y las características de este tipo de contratación. Ahora, veremos las diferencias de visión que existen entre estos dos términos.

Al analizarlos por separado, muchas veces surge la duda entre si realmente ofrecen el mismo servicio o son relaciones completamente diferentes:

Una parte opina que la diferencia entre el co-empleo y el employee leasing consiste en la temporalización del empleo. La relación de employee leasing puede ser vista como una relación de empleo temporal establecida entre la empresa cliente y la empresa suministradora del empleado, similar al tipo de contratación que realizarían las empresas de empleo temporal. Se piensa que el trabajador será contratado para la realización de una actividad temporal y que, a la finalización de esta tarea, el trabajador dejará de formar parte de la empresa cliente, volviendo a estar en la empresa suministradora.

Pero si estudiamos detenidamente el co-empleo y la contratación por employee leasing, veremos que ambos tienen exactamente el mismo funcionamiento: como hemos visto en ambos casos, la empresa cliente controlará las tareas diarias relativas al trabajador, haciéndose cargo monetario del pago de la nómina, pero externaliza a la empresa suministradora todos los procesos legales, administrativos y de recursos humanos asociados a la contratación y gestión del personal, obteniendo por ello una compensación. El trabajador, por su parte, contactará con la empresa suministradora para los problemas surgidos en su puesto de trabajo, pero estará en contacto con el propietario de la empresa cliente para la realización de su actividad cotidiana.

Podemos concluir, entonces, que la única diferencia real existente entre estos dos términos es la percepción que genera a la hora de entender este tipo de contratación:

– El  enfoque, en el caso del  employee leasing (arrendamiento), es el servicio de puesta a disposición del personal a la empresa cliente por parte de la empresa suministradora.

– Mientras que el co-empleo es más la relación inducida que posiciona el empleado como dependiente a nivel operacional de la empresa cliente y a nivel administrativo y de recursos humanos de la suministradora.

Interés del employee leasing en la internacionalización

Para aquellas empresas que deseen crear una nueva filial en un país extranjero, una relación de employee leasing puede ser muy beneficiosa a corto y largo plazo como método para poder empezar a operar antes de crear una estructura estable en el país objetivo que, de hacerse, recuperará el empleado después de la misión de preparación de desembarco en el país. Esto permite consolidar el conocimiento del nuevo mercado al que se pretende acceder, previo a una apertura, y como forma de conseguir personal especializado que aporte sus conocimientos a la empresa, evitando procesos de espera en la búsqueda del trabajador perfecto.

El employee leasing es una manera pragmática de ser operativo desde el primer momento en el cual se decide la implantación en el país de destino y de estructurar de manera eficiente esta implantación alrededor de un equipo operacional.

Como situación especial en un caso de internacionalización, podría establecerse un contrato entre la empresa cliente y el trabajador con el fin de complementar el contrato laboral local establecido con la empresa suministradora. Este eventual contrato complementario tiene como finalidad de ofrecer garantías al trabajador que ha venido al país de destino. Así puede regir las reglas de reincorporación de un empleado delegado en el país de destino una vez que se encuentre de nuevo en un país donde la empresa cliente tiene una estructura propia.

Conclusión

Hay diferentes servicios en los que podemos contratar nuevo personal de una forma diferente a la convencional, evitando que tengamos que ocuparnos de los trámites y procesos asociados a una nueva contratación.

Este método de contratación es muy útil para aquellas empresas, en especial pequeñas empresas, que necesitan personal por un periodo de tiempo determinado o para la realización de una tarea específica, pero que no cuentan con los conocimientos ni el tiempo para hacerse cargo de la selección y del resto de trámites necesarios para formalizar la contratación.

Si lo que buscas es personal específico para la realización de una actividad temporal, el employee leasing es el método adecuado para ti. Dispondrás de los empleados necesarios y, además, no tendrás que preocuparte por el proceso de selección ni por las gestiones necesarias para la contratación, pequeños problemas que pueden conllevar una gran pérdida de tiempo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *